23 de Octubre 2014
Canales de TV y Audio Contactar
 
 
21 de Diciembre 2011
Degustación de Niños feroces (Destino), I

 

El segundo encuentro con Lorenzo Silva se concibe, lejos de los encuentros y tertulias al uso,  como una verdadera degustación de la obra, de su autor, de la conversación mantenida a través de distintos medios (Twitter, Skype, presencialmente…); y un acto en el que sentir la literatura de un modo distinto. Un acto gozoso, alegre y original.

 

Un acto precisa de un presentador oficial y, así,  hizo los honores Florencia Corrionero, subdirectora del centro, que guió a los lectores, al autor, a los músicos y al actor… serenando los ánimos y zarandeándolos cuando fue menester.

 

En la degustación (una verdadera cata) se alternaron textos extraídos de Niños feroces (Destino) con platos, música, actuaciones y actividades propuestas a los lectores: escribir un tuit o tocar la esencia de la obra.

Los músicos Pablo Ruiz (al piano) y Sheila Blanco (la voz) pusieron el alma al encuentro, con temas que nos trasladaron a los cafés de los años 40 de París y Berlín.

 

La nota de humor la puso el personaje inesperado, el mercenario de la palabra Paco Sánchez Hoffman, un reportero con ínfulas interpretado por el actor Chema Moro Herrera. Su misión consistió en retransmitir el acto por todos los medios posibles: Twitter, conexiones en directo, fotografías, entrevistas…  y sus apariciones fueron inoportunas, estelares y vibrantes. Éste fue el Dramatis personae.

 

Elementos de la Degustación de Niños feroces


De primero, una Carta-Menú que no aclara mucho...

 

Flores: rosas rojas y blancas sobre las mesas, símbolo del dolor, de la crueldad de la guerra y de la inocencia violada de esos niños que hacen las guerras. Pero también, símbolo de la paz anhelada, de la libertad y de la belleza de la vida.

 

Degustando  Niños feroces (la obra)

            Los colores, las flores. La textura, a través de un juego propuesto a los lectores: tocando la suavidad de un objeto y la dureza de otro, se hace la metáfora de la doble esencia de la obra.

 

Degustando a los lectores

            A través de tuits y de los dibujos de Anah¡¡¡¡; en los que reflejaron sus pensamientos, sus emociones, sus vivencias.

 

Degustando a los bibliotecarios

Demostrando que el oficio ya no es lo que era, a través de una grabación clandestina y una reflexión de la presentadora oficial.

 

Degustar al maestro cocinero, Gerardo

            Una entrevista al artífice de los platos de la mano de Paco Sánchez Hoffman, que a estas alturas, ya se ha reivindicado como el cronista oficial del encuentro. Gerardo, cocinero del Restaurante de Las Cabañas, explicó el menú que hasta entonces había sido sorpresa para todos los lectores: el guiño alemán en el aperitivo y la cerveza; el pescado o la carne, un plato que parece un huevo frito pero que no es y un postre agridulce, como la historia que cuenta la novela. Para acompañar, vino tinto, el preferido de Lorenzo Silva.

 

Degustando a Lorenzo Silva

            Sin duda el mejor postre, el más esperado y el más apreciado. Lorenzo Silva habló con sus lectores, y de regalo, lo más hermoso que puede ofrecer un escritor: libros. Ejemplares de El misterio y la voz, dedicados para cada lector de una manera muy personal. Detalles de escritor. 

 

Continua en la segunda parte de la Degustación de Niños feroces (Destino), II.


Adjuntos:

dramatispersonae.pdf
tuitspapel.pdf
anah.pdf
Cartamenu_cena.pdf







Enviar   


 

POST RECIENTES

Degustación de Niños feroces, II Degustación de Niños feroces (Destino), I Tic tac: Encuentro con Lorenzo Silva en Peñaranda de Bracamonte Y ya... Y aún. Fuego amigo

Archivos

 
 
Feedback